Junio / 2018

Médicos generales de zona

Entre las variadas opciones al terminar los estudios de medicina y el internado, se encuentra la opción de ser médico general de zona. Este programa se desarrolla a lo largo de todo Chile y presenta una gran opción para las nuevas generaciones de egresados de la Escuela de Medicina de la UFT. En esta noticia quisimos compartir el relato de médicos egresados de la UFT, para poder tener un conocimiento más acabado de sus experiencias.

La Dra. Muñoz lleva un tiempo siendo MGZ en el sur y nos comenta ante la consulta, ¿por qué elegiste ser MGZ? “Porque ser general de zona es, a mi criterio, un desafío no sólo académico, sino que también personal” y agrega: “Siendo general de zona, aprendes a trabajar en equipo y a valorar como nunca el rol de la enfermera, los TENS y los auxiliares, porque muchas veces son ellos, con su experiencia, quienes terminan siendo algo como tus tutores”.
A su vez, la Dra. Pezoa que se encuentra en Iquique y nos menciona porque eligió esta opción: “Elegí ser general de zona para conocer la realidad de los pacientes en zonas extremas del país. Además porque es una oportunidad de trabajar en el sistema público y conocer desde dentro su funcionamiento, siendo parte del sistema, conociendo sus fortalezas y debilidades. Además esto me permitirá poder optar a la especialidad que deseo sin tener que devolver en tiempo y a la vez ganando experiencia en el rubro”

Además puntualiza: “Como general de zona es importante hacerse cargo de los programas de salud y metas del consultorio, lo que nos obliga a adquirir responsabilidades y formarse en liderazgo, aprendiendo la parte administrativa de nuestro trabajo, intentando dar siempre lo mejor de cada uno para el bien de los pacientes y el cumplimiento de los programas. Otra punto importante son las rondas rurales que se hacen constantemente a lugares más extremos donde no hay profesionales médicos”.
En este mismo sentido la Dra. Muñoz, nos expresa que: “Lo más relevante es tener siempre en consideración que el paciente que nos viene a consultar depende 100% de nosotros, porque somos lo mejor a lo que pueden optar. Si no somos nosotros quienes pesquisamos alguna patología, nadie lo hará, porque ese paciente muy difícilmente tendrá acceso a pedir una hora particular, con el cardiólogo, nefrólogo, u otro especialista. Por eso tus antenas deben estar al 100% todo el tiempo.
Finalmente ambas nos entrega mensaje importantes para las nuevas generaciones:  (Dra. Pezoa) “Atrévanse a vivir esta gran oportunidad, no tengan miedo de enfrentarse a algo desconocido,  al principio como todo profesional recién egresado tendrán dudas y estarán llenos de temores porque ahora son ustedes los reales responsables del paciente, ya no hay un médico a quien preguntar, ustedes son ESE médico, pero deben sentirse seguros acompañados por su equipo de trabajo, nunca estarán solos, no trabajan solos y eso es lo más importante de recordar, valoren y escuchen a su equipo ya que ellos tienen mayor experiencia, pero por sobretodo disfruten, porque es una oportunidad única de crecimiento tanto en lo académico como personal”. 

(Dra. Muñoz)” Ser general de zona es sinónimo de crecimiento. Hoy es cuando tenemos las energías para esta gran aventura y los conocimientos frescos para hacer que nuestro Hospital, Cesfam, CECOSF o Posta sea mejor.
Somos jóvenes. Y si no es ahora, probablemente no lo será después. Probablemente en esta etapa de nuestras vidas, no tenemos grandes razones que nos aten a una vida que ya conocemos. Si quieres vivir algo nuevo, donde te sientas más útil que nunca, ser médico general de zona es la opción”.

Sin dudas, estos relatos de ambas doctoras egresadas de la Escuela de Medicina UFT, nos muestran un camino interesante y desafiante como médicos y personas. Agradecemos sinceramente el tiempo y gran colaboración al poder comentarnos lo que ha significado esta experiencia para ellas.