Abril / 2021

Síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico (PIMS)

Actualmente (abril 2021) con más de un año de pandemia mundial COVID19, estamos aprendiendo a conocer diversas manifestaciones, metodologías diagnósticas y tratamientos de cuadros clínicos asociados.
Para conocer más acerca del PIMS, le solicitamos al profesor de pediatría de la Escuela de Medicina UFT, Dr. Franz Farbinger, nos explicara acerca de este cuadro. Ante lo mismo el nos introduce en el tema:
“ Desde la aparición del SARS Cov2 en el mundo, se hizo claro que este parecía afectar en menor frecuencia a los niños, los que además, evolucionaban con una infección en general más benigna. Después de meses de pandemia aparecieron en el mundo reportes de pacientes menores de 18 años que se presentaban con un cuadro inflamatorio multisistémico, similar a la enfermedad de Kawasaki, que se desarrollaba después de la infección Covid 19.

Luego nos explica:
“ El síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico (PIMS por sus siglas en inglés) es una complicación poco frecuente, pero potencialmente fatal, de la infección por SARS-Cov 2.
Hasta el 23 de marzo recién pasado en nuestro país a 174 pacientes menores de 18 años les fue diagnosticados este síndrome, teniendo que lamentar tres muertes confirmadas.

El cuadro suele iniciarse a las 4 a 6 semanas desde la infección por Covid19, aunque muchas veces el niño evoluciona de manera asintomática. El síndrome se caracteriza por fiebre de tres días o más y compromiso del estado general a lo cual se le suman algunos de los siguientes síntomas:
Cefalea o confusión, conjuntivitis sin secreción ocular, edema de labios, manos y pies, linfoadenopatias, exantema polimorfo, tos, dolor abdominal, diarrea o vómitos.

El paciente puede evolucionar con disfunción cardiovascular, miocarditis y shock”.
Ante la consulta acerca del diagnóstico y tratamiento del PIMS nos menciona:
“ El diagnóstico es de sospecha clínica y el laboratorio muestra síndrome inflamatorio (elevación de VHS, PCT o PCR) y compromiso de 2 o mas órganos. Se deben descartar diagnósticos diferenciales como enfermedad de Kawasaki, síndrome de shock tóxico, síndrome de activación macrofágica etc. Es importante intentar corroborar la presencia de infección por SARS Cov2 por antecedente de contacto estrecho, PCR + o determinación de antígenos. El mecanismo involucrado en la fisiopatogenia aún no es del todo claro, no obstante parece estar asociado a la producción de autoanticuerpos.

El MINSAL publicó, en julio del 2020, un protocolo de diagnóstico y manejo de esta condición. El manejo actual está dirigido al manejo del shock y el uso de terapia inmunomoduladora (Inmunoglobulinas iv, corticoides sistémicos, anticuerpos anti TNF) y el seguimiento debe ser precoz incluyendo control cardiológico para pesquisa de complicaciones como compromiso coronario. Dado lo nuevo de este síndrome se desconoce pronóstico a largo plazo de estos pacientes.
Finalmente nos señala:
“ En conclusión, tenemos que estar conscientes de que la infección por SARS Cov2 puede producir cuadros potencialmente fatales en niños asociados al PIMS. Por ahora la herramienta más efectiva es la prevención con medidas como lavado de manos, uso mascarillas y aislamiento de los casos. Es fundamental que los médicos que atienden niños estén familiarizados con este cuadro ya que el diagnóstico precoz y manejo oportuno puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte del paciente. Hay que recordar que hasta ahora, este grupo de pacientes no está incluidos en el programa de vacunación por Covid y son las medidas antes mencionadas las únicas efectivas a ofrecer hoy”.
Agradecemos al Dr. Franz Farbinger, pediatra broncopulmonar de la línea de pediatría de la Escuela, este gran aporte que estamos seguro servirá a toda la Escuela y la comunidad.