Agosto / 2020

Las vacunas funcionan para todos

Se entiende por vacuna cualquier preparación destinada a generar inmunidad contra una enfermedad, estimulando la producción de anticuerpos de forma similar a lo que se produciría con la infección natural. Pueden estar compuestas de microorganismos muertos o atenuados, o de productos o derivados de microorganismos.
El método más habitual para administrar las vacunas es la inyección, aunque existen algunas se administran con un vaporizador nasal u oral.
La última semana de abril del 2020 se celebró, como cada año, la “Semana mundial de la inmunización” con el propósito de destacar la importancia de la inmunización especialmente en la población infantil.
El lema de este año fue: “LAS VACUNAS FUNCIONAN PARA TODOS”.

La vacunación es una de las intervenciones de salud pública más costo/efectiva hasta la fecha, que evita entre 2 y 3 millones de muertes cada año. Aun así, en todo el mundo, por falta de recursos, conflictos o por decisión de sus familias, hay cerca de 20 millones de niños que no reciben las vacunas que necesitan.
Nuestro país cuenta desde 1978 con un Programa Nacional de Inmunizaciones (PNI) que ha permitido la disminución de la morbilidad y mortalidad de las enfermedades inmunoprevenibles contribuyendo a la disminución de la mortalidad infantil.
Entre sus logros más destacados se encuentran la erradicación de la Viruela (1950), de la Poliomielitis (1975) y eliminación del Sarampión (1992) (fuente Minsal).
Durante la última década nuestro programa de vacunación se ha ido perfeccionando dejando a nuestro país como uno de los con mejor calidad y cobertura de vacunas en América Latina.

El miedo a los infrecuentes efectos adversos graves, exagerados por los movimientos antivacunas, y la poca percepción de la comunidad respecto a los posibles daños producidas por las enfermedades infecciosas (desde secuelas graves hasta la muerte) ha permitido el resurgimiento en algunos países (particularmente en Europa y norteamérica) de infecciones inmunoprevenibles que se consideraban ya desaparecidas.
La actual pandemia de Coronavirus nos ha mostrado el desastroso panorama al que nos enfrentamos cuando una enfermedad transmisible y potencialmente letal no tiene medidas eficaces de prevención como son las vacunas. Paradójicamente la actual situación epidemiologia ha repercutido en una disminución en la cobertura de las vacunas de programa nacional de inmunizaciones, debido al temor de los padres de exponer a sus hijos al contagio.
Nuestro deber como médicos, a todos los niveles y especialidades, es educar a los pacientes y sus familias respecto a la importancia de las inmunizaciones tanto como para protección individual, como comunitaria.
Es preciso intensificar los recursos y esfuerzos para que la inmunización sistemática llegue a todos.

Dr Franz Farbinger Perez
Pediatra broncopulmonar
Docente de pediatria Universidas Finis Terrae